Tres historias de barrio

Hoy picó una vecina al timbre y con mucho secreto me dijo que bajara al portal. Me extrañó al verla que llevase una moda muy de mi barrio pero ajena a su estilo con rulos, mandil y zapatillas porque ella siempre va hecha un brazo de mar, guapa, elegante, peinada y pintada y ya no cumple los 80, por eso me resultó raro que renunciase al glamur y se presentase en el Piloña de tal guisa y con un paquete debajo del brazo.

Hizo que me agachara a meter la cabeza en la bolsa y dijo:

– Mira, fía, güevinos de Tarna, comen les pintes el maíz entre la nieve del puertu, ¡esto ye gloria bendita!, pa tu madre, pa que medre, y que no se entere nadie, el que quiera saber que estudie.
Yo apurada:
– Gracias, muyer, no hac…
– Calla, calla, no digas na que me parez mal, marcho que tengo que peiname.

Y salió galopando con sus zapatillas de cuña rosas con pompón.

Dejo el paquete y pego un salto (grácil, por supuesto 🙄)al ambulatorio, allí me encuentro a la madre de una amiga haciendo cola en el mostrador. Cuando llega su turno y en un tono elevado para otras zonas de Oviedo (normal parara nosotros) espera muy resuelta:

– A ver, chavalín de la peca, cómo quieres que te lo diga en asturiano o en castellano.

El pobre funcionario calló, ya acostumbrado, y la vecina continuó.

– Bueno, voy decítelo pa que nos enteremos todos. CUANDO COJONES ME VAS A DAR HORA PAL ESPECIALISTA QUE TENGO UNOS DOLORES COMO UN PERRO. ¿Entendísteme?

La entendieron y oyeron desde Gijón.

Acabé las gestiones y regresaba al hogar, no sin que antes otro vecino me parase y se extrañase de lo rubio de mi pelo.

Va y suelta todo serio:

-Así te pareces menos a tu padre, con lo gitanos que habéis sido vosotros siempre.
Qué tío tú padre, tan listo con eso de los ordenadores y qué bien presentao, donde lo ponías parecía bien. 🤣🤣🤣🤣🤣🤣.

Una mañana cualquiera en Venta.
¡Será por güevos!

A ver si la Mari hija de mi vecina del ambulatorio la reconoce 😁 . Que puede ser cualquiera incluida la mía, pero a ver, a ver…

Bueno, y como hay gente nueva (perdón por la cuña) “si me queréis seguidme” que tengo múltiples personalidades:

Mi caótica biblioteca

Facebook de persona

Instagram de persona

Instagram de mamarracha y su prima de Facebook