El rey de la casa

Los niños marcharon con sus juguetes y chillidos, la purpurina de un disfraz lo inunda todo y se masca la tragedia: me han usurpado la corona, ya no soy la reina republicana de mi palacio, me hago mayor, no he sacado LA FIGURITA DEL ROSCÓN.

Por primera vez en años le tocó el regalo del dulce de Reyes a mi tío, eso es porque ya no me como la mitad del roscón antes de que se levante el personal, lo dicho: soy una anciana señora rubia que come como un pajarín …😳, me pasé, soy consciente, tú te ríes y yo me parto ante esa imagen pero es un recurso literario.

Mira que mi madre intentó echarme una mano haciéndole el lío a mi tío:

_ Te salió la faba: el que saca la faba paga.

_ No sé chica, a mí no parez una faba, ye marrón, alargadina.

_ Ye una faba, chaval, mira la piel, las manchinas, una faba de canela de las de to la vida.

_ ¿Desde cuándo una faba tien ojos y toca la trompeta, Rosina, esto ye un perru. Trae pa’cá la Corona esa de chichinabo que el rey soy yo.

Así me derrocaron, me arrebataron el título al arrancarme de mis manos pringosas de nata el trofeo: un perrín turbio al que le sale un trombón (trompeta o tuba, esa es otra discusión) del culo.

No somos nada, Mari.


Bueno, y como hay gente nueva (perdón por la cuña) “si me queréis seguidme” que tengo múltiples personalidades:

Mi caótica biblioteca

Facebook de persona

Instagram de persona

Instagram de mamarracha y su prima de Facebook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s