La tortuga

Cuando era pequeña decía que el Palacio de los Deportes de Oviedo era una tortuga. Y lo ERA para mí: me guiñaba el ojo

, hablaba, era la protagonista de muchas aventuras en mi infancia. Mi reina madre tenia otro punto de vista, mis conversaciones con edificios, muebles y demás acabó en oooootraaaa visita a la pediatra que me mandó hacer un dibujo y le dijo claramente que lo que tenía era imaginación no locura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s