Flores de ciudad

Somos caprichosas las flores de ciudad, no nos gusta andar por el campo así a lo loco, mejor que haya un destino, deambular sin un objetivo no se hizo para nosotras.

Chillo mucho que soy de pueblo y es verdad, pero de MI pueblo,

por lo demás el cuerpo se me rebela cuando hablan de turismo rural. Urticaria: alquilamos una casa en un pueblo y hacemos caminatas. Mátame antes de salir, Mari, o el socorrido:

Os espero en el bar con un libro hasta que vea dos.

Ya he hablado de lo que opino de las rutas de montaña. Diferente es si hablamos de un pueblo con mar, río o lago, si hace calor y puedo bañarme te lo compro pero andar caleyando por pueblos ajenos sin tiendas ni bares no es mi rollo.

No tiene buena prensa esto pero mira, soy sincera, que la sinceridad está sobrevalorada, por supuesto: cuando se confunde con la mala educación.

Todo esto por ver una flor en el asfalto y para que no pienses en pandemias.

¿Lo conseguí?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s