Extraños

«Siempre he confiado en la generosidad de los extraños». Ay, Blanche, así te fue.

Películas que hacen más cálidos los viernes de aislamiento: “Un tranvía llamado Deseo”.

Estos días los extraños y su bondad están dando lecciones magistrales, mira que si Blanche Deveraux tenía razón y todos no son como los que se encontraba ella.

Podríamos salir a las ocho todos a las ventanas y gritar como Brandos desesperados: ¡Estelaaaaaaaa!

Un apunte cinematográfico al Estado de Alarma.

¿Cómo lo ves?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s