Ventanielles la nuit 3

Hoy paseamos el Río Pigüeña cuajadito de peces automovilísticos y figuras míticas en el barrio. Correr al fondo de esta calle y que tu madre se desgañitara llamándote

no tenía precio, yo la recorría bastante jugando y en mi peregrinar de casa en casa comiendo lentejas, como todas las vecinas sabían que me gustaban me guardaban una fiambrerina o directamente me sentaba a la mesa y allí comía con el resto de la familia, soy una esperta lentejera, y de ahí viene mi fuerza titánica y mi físico férrico 🙄🤣🤣🤣🤣🤣.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s