Late motive

Llevo unos días ” ñej” (sí, diez años en la universidad para describir así mis sentires), qué se va a hacer; hasta las más tontas e inconscientes sucumbimos, Mari. Estos cuatro me han sacado una sonrisa y las ganas de contar y eso para esta cabeza hueca/risa fácil/ tecla suelta es la VIDA.

Mujeres en la cama

En el mundo anglosajón, Gina Berriault es conocida por la hondura y compasión con las que construye sus personajes y por una economía formal que los hace parecer casi telepáticos.

<!–more–>

Berriault echa mano de su extraordinaria sensibilidad —a veces sutilmente irónica, a veces dolorosamente directa— para abordar la inevitabilidad del sufrimiento y la naturaleza de la individualidad, y se arriesga a asomarse a la verdadera esencia de nuestros dilemas vitales. ¿Qué nos motiva a actuar? ¿Cuál es la raíz de nuestro comportamiento? ¿Qué nos refrena o nos cambia? Su escritura es sobria y evanescente, como si imitara el pulso de la vida, pero cada tanto la empatía la vuelve inusitadamente luminosa .
«La mitad de las mujeres del mundo están en este momento en la cama, en la suya o en la de otro, ya sea de noche o de día, tanto si lo desean como si no.» En Mujeres en la cama, la prosa de Berriault —honesta, conmovedora y sabia— alcanza su punto más alto y vuelve a reivindicar el relato como la más ejemplar de las formas literarias. Berriault fue una escritora enteramente moderna, bendecida con un exquisito sentido de la potencia de las palabras y con la habilidad de crear momentos de empatía que son a un tiempo perturbadores y misteriosamente gozosos.


Fuente: Malpaso