Tinta en vena: ofertas en libros

Este mes para los adictos a las letras en vena hay muchas tentaciones, aunque esta caótica bibliotecaria debe estudiar ha sido tentada por una casa…qué hogar va a ser…pues La Casa del Libro, Mari. Seguir leyendo “Tinta en vena: ofertas en libros”

Novelas para quedar bien esta Navidad

Bien, bien, bien si al personal no le gusta leer pues va a ser difícil que quedes, pero con estas cinco novelas, cada una a su rollo leyendo los resúmenes puedes ubicar a tus amigos,familiares, compañeros.. que claro yo conocer a los míos voy lista. Pienso que con estos libros puedes finiquitar el regalo  del cuñado pesado, el hermano remolón, la tía díscola, el sobrino millenial y la suegra (sin calificativos). Os dejo los enlaces de Me Gusta Leer donde tenéis muchas más ideas, estas novelas concretamente son las que están en mi carta personal a Sus Majestades.

Seguir leyendo “Novelas para quedar bien esta Navidad”

El tiempo entre costuras

María Dueñas hace que Sira Quiroga cambie su destino por culpa de unaEl tiempo entre costuras. máquina de escribir y un encantador de serpientes, el novio funcionario por el exótico Tetuán: ¿pierde o gana?

En el Madrid de antes de la Guerra Civil vive Sira,  una hija bastarda que junto con su madre, aguja y dedal se gana la vida dignamente. La protagonista de El tiempo entre costuras es una chica más de clase baja que está a punto de casarse con Ignacio un muchacho responsable y también aburrido (qué vamos a hacer todo no se puede tener), cuando por fin su enamorado saca las oposiciones y ya están en capilla conoce a Ramiro y lo manda todo al carajo. Las descripciones que de sus dos hombres hace Sira resultan reveladoras: Seguir leyendo “El tiempo entre costuras”

Lo que el viento se llevó

Si hay una adaptación rentable en la historia del cine es la novela de
Margaret Mitchel con Katie Escarlata 
O´Hara como bandera.

La autora sureña pegó el pelotazo cuando vendió los derechos de Lo que el viento se llevó,portada peli 2 si lo pensamos en los años 30 la Guerra de Secesión estaba aun muy reciente, cuando David O´Selznick  ideó llevar a la pantalla este tocho tuvo una intuición comercial certera, este sí que sabía de marketing. Margaret Mitchel era una periodista que durante una convalecencia para matar el tiempo y aprovechando sus conocimientos de la Guerra de Secesión decidió escribir una novela, y Dios la vino a ver porque terminó con este pasatiempo ganando el Pulitzer en 1937, la pobre mujer  no pudo continuar escribiendo  porque un taxista desbocado truncó su vida con 49 años, nunca sabremos si hubiera retomado la historia o voluntariamente dejaría ese final único (no creo que haya nadie que no la haya visto la peli  o leído el libro, si no dejad de leer porque esta reseña está llena de spoilers). Seguir leyendo “Lo que el viento se llevó”

“La Templanza” de María Dueñas

Mi abuelo Paco con 85 años tenía una memoria portentosa lo mismo te cantaba la misa completa en latín, que te recitaba los pecados capitales y las virtudes para combatirlos: contra la soberbia humildad, contra la pereza diligencia, contra la lujuria castidad, para la ira paciencia, contra la gula templanza, para la envidia caridad y contra la avaricia generosidad. Esos resabios le quedaron de su pasado como monaguillo, bueno y un poco de manía al clero al que tachaba de peseterosla_templanza.

La templanza asegura el dominio de la voluntad sobre los instintos y mantiene los deseos en los límites de la honestidad. Pues con esa virtud tiene que enfrentar el protagonista de La Templanza de María Dueñas la que se le viene encima. Seguir leyendo ““La Templanza” de María Dueñas”