El romano y la nube

Sabes ese romano de los cómics de “Asterix y Obelix” que siempre va con una nube sobre el terrao, pues así amanecí hoy.

Hay varias soluciones: psicotrópicas, new age, y mi preferida, a las bravas. Soplar, soplar y soplar como el lobo pero con argumentos sólidos: Mari, déjate de películas, mañana puedes estar muerta y la nube esa no tendrá sentido, ya no la verás, polvo serás y no polvo enamorado sino polvo triste, húmedo, patético.

¡Espabila coño!

Este es mi consejo matutino, tú misma.

ELLA, cazadora

He cazado este pajarín con unas pinzas de depilar, cómo te queda el cuerpo. Todo el mundo dice que si soy exagerada, que si veo dramas donde hay ligeros percances, que si me exijo mucho a mí y a la vida misma, puede ser, pero soy un puto circo de tres pistas andante. ¿Por qué todo tiene que se tan difícil?

Seguir leyendo “ELLA, cazadora”

Ansiedad

Este domingo en vez de historieta tenemos desahogo😉 “Ansiedad” Soy una ansiosa, sí, todo me da ansia: la comida, Asier Etxeandía (grrrrrr), el huracán Gloria, Sánchez Dragó, la canción de los elfos, Trump, la gente sin labio superior, las grafías fantasiosas, Ignatius, que me digan qué asturiano tengo que hablar, la falta de economía en el lenguaje, el Sálvame, la gente que te chista por la calle en vez de llamarte por el nombre (soy un perro o qué…perra un poco, pero esa es otra historia) que me pregunten cuánto peso (qué mierdas te importa y sí, mido 1.80, y no, no me quito centímetros)… Seguir leyendo “Ansiedad”

La tortillera oficial

Este título me lo adjudicó mi otra madre, mamá P, que no me parió pero en verano me unía a su tribu, que ya es la mía, como una más: me atendía cuando vomitaba en el coche y el resto de mis “hermanas” ya no me querían tanto, me alimentaba (no es tarea fácil) y me daba cariño a “carraos” y alguna nalgadina suelta con toda la razón del mundo (una forma de cariño también).

Seguir leyendo “La tortillera oficial”