¡Convénzeme!

Los ojos me sangran con esa “zeta”, por qué, por qué…por Stephan Zweig, igual la agresión ortográfica me hubiese dolido menos si el delirio de la Milá hubiese sido por Saramago y hubiesen bautizado el programa “Convénseme”. Vive Dios, que es hablar por hablar porque si La Fábrica de la Tele, Mediaset España, doña Mercedes y cienes y cienes de publicistas han decidido que el título es apropiado por algo será, que desnudos nos están, y ya sabéis que lo importante es que se mueva el tema ya sea por la “zetita”, por las recomendaciones o porque Mercedes Milá abandonó Gran Hermano. Seguir leyendo “¡Convénzeme!”