No llores por mí, clavelina

Se que no es una clavelina, pero qué quieres, Mari, es la flor que mejor me rima con Argentina. Así que pido perdón a los botánicos, biólogos, jardineros, paisajistas, vegetarianos, a las margaritas y demás flores excluidas por mi ignorancia.

Seguir leyendo “No llores por mí, clavelina”

Padres con arte: Santiago

Santiago era un poco pinta que se decía en los años 30 del siglo pasado, un día su hermana estaba trajinando por la cocina y lo vio pasar, de pronto una monja muy joven apareció corriendo y le tiró un poco de la manga, él se agachó y ella

Seguir leyendo “Padres con arte: Santiago”